Volver

La fundación

Somos una fundación educacional sin fines de lucro, que existe para crear y ampliar las oportunidades de niños y niñas, de preferencia en situación vulnerable, mejorando significativamente sus aprendizajes.

Nos movemos en el territorio de la innovación y el mejoramiento continuo en áreas poco desarrolladas de la educación, para la generación de mayores oportunidades para nuestros niños. Actualmente nos focalizamos en educación inicial y lengua extranjera.

¿Por qué trabajamos con asistencia?

Uno de los principales proyectos de la fundación es Un Buen Comienzo, el que se está implementando desde 2008 en escuelas de la región metropolitana y sexta región.

Entre 2008 y 2011 realizamos un estudio experimental con The Graduate School of Education de Harvard University, para medir los impactos del proyecto en los resultados de lenguaje y desarrollo socioemocional de nuestros niños y mejora de las prácticas de las educadoras. Sin embargo, los datos de este estudio revelaron una realidad preocupante, más allá de lo que sucede en el aula, y es el alto porcentaje de inasistencia de nuestros niños, y los elevados niveles de ausentismo crónico (faltar más del 10% de los días escolares al año).

Si bien el proyecto original abordaba este ítem de forma secundaria, desde entonces se ha convertido en uno de nuestros focos, porque ¿cómo podemos esperar que los niños y niñas aprendan, si no están asistiendo a clases?

¿Por qué estamos haciendo esta campaña?

Para nosotros, el ausentismo crónico y sus efectos es un problema al que nos enfrentamos a diario, pero pareciera que para el resto no es tan importante, no es visible. ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué el ausentismo crónico temprano no es considerado como un tema que debemos discutir, sobre todo hoy en que tenemos la oportunidad de cambiar todo nuestro sistema educacional?

Bueno, por varias razones. La primera de ellas, es que poco se sabe de los efectos del ausentismo crónico, porque es un tema medianamente reciente, que ha comenzado a estudiarse en los últimos diez años. En segundo lugar, porque el ausentismo se ve oculto en los datos generales de asistencia, que son los que suelen utilizarse a nivel ministerial y de escuela. Por lo general, conocemos los datos de la asistencia diaria promedio, pero… ¿qué pasa si miramos un poco más cerca?¿Qué pasa si en vez de ver el número de asistencia promedio del curso, nos fijamos en la asistencia de cada niño? Sólo ahí nos damos cuenta de la real cantidad de niños en riesgo de fracaso escolar, por ausencias reiteradas a la escuela.

Por eso, creemos necesario levantar la voz, y detener el ausentismo crónico temprano hoy.

¿Qué estamos haciendo para disminuir el ausentismo?

Nuestra campaña tiene como objetivo dar a conocer los niveles de ausentismo crónico temprano en Chile, cuyos efectos son significativamente más negativos para niños de sectores vulnerables. Pero no queremos sólo decirle al mundo que este es un problema. Queremos también ayudar a solucionarlo.

En la actualidad, estamos trabajando con cerca de 1000 niños, promoviendo su asistencia diaria, ideando estrategias y probando nuevas ideas en nuestras escuelas. Muchas de ellas han dado resultados, por lo que nos encomendamos la misión de compartirlas y apoyar a otras escuelas en la disminución del ausentismo. Esto, a través de la generación de redes en el terreno, pero también de forma virtual, en nuestra página www.fundacionoportunidad.cl y en esta misma web.

Por otro lado, estamos en contacto con organizaciones e instituciones para quienes este tema es importante, trabajando para desarrollar una propuesta concreta que pueda llegar al poder legislativo y al ministerio, y genere las instancias desde la base, para que esto deje de ser un problema.